Volvo Penta presenta un nuevo sistema de pilotaje | Náutica y Deportes Tenerife

Volvo Penta presenta un nuevo sistema de pilotaje

La semana pasada Volvo Penta presentó un buen número de novedades en varios de sus productos, dejando claro que siguen llevando el timón del sector y que están cambiando el mundo de la navegación tal y como lo conocemos ahora.

Usar un joystick para navegar es ahora bien conocido, ya hace bastante tiempo que Volvo Penta creó y mejoró esta tecnología, al igual que el sistema de propulsión de cola (sterndrive). Ahora vuelven a liderar el sector presentando Glass Cockpit: toda una consola de navegación que combina a la perfección con el control electrónico EVC. Es decir, ya no es necesario tener un calibrador, ni siquiera un volante.

Glass Cockpit, un puente de mando brillante

Imagina un cuadro de mando de nueva generación, como el de los aviones, pero con un diseño mucho más sencillo y ergonómico. Es todo un sistema de supervisión y control que muestra en las pantallas toda la información que necesita el patrón para navegar. Las aplicaciones usan una apariencia similar y pueden usar una o varias pantallas para mostrar la información, incluso advertencias y alarmas; tanto de la embarcación, como del motor. Desarrollado junto a la prestigiosa firma de electrónica de navegación Garmin, se puede manejar todo cómodamente a través de los botones de la pantalla táctil. 

Tener toda la instrumentación a la vista y la posibilidad de personalizar cómo aparece la información en las pantallas, hacen que la experiencia de navegación salte al siguiente nivel.

Usando el EVC, el joystic está integrado con el piloto automático, de forma que éste último se puede controlar mediante dicha palanca. El vídeo sobre estas líneas es una prueba grabada por Boating Magazine la semana pasada. Se puede ver como, mediante el Glass Cockpit, se establece una ruta para el piloto automático. A continuación, el capitán hace uso del Joystick para variar el curso a estribor primero y luego a babor. Una vez suelta el control, el sistema devuelve automáticamente el barco a la ruta programada. Impresionante ¿verdad?

Sistema Interceptor

Otra característica que es sutil, pero que marca la diferencia: han simplificado el trimado, reduciéndolo a componentes eléctricos y no hidráulicos. Esta nueva configuración aprovecha al máximo el empuje de los motores, sin renunciar a la estabilidad. 

Volvo Penta trimado sistema de compensación

Este sistema de interceptores mejora la navegación, haciendo que los  giros sean suaves y el viaje mucho más placentero. Y no sólo eso, los interceptores hacen un trabajo extraordinario en la aceleración: mantienen la proa estabilizada y no tan elevada,  apuntando al horizonte. Esto tiene dos consecuencias, el barco planea a una velocidad inferior y se tiene una mayor visibilidad al estar la proa más baja.

Y ésta es sólo una de las múltiples novedades, que te iremos contando próximamente.